Historia

ASOPEP nace como respuesta a la necesidad sentida de organizar una forma de relacionarse entre los 167 miembros de una asociación con varios objetivos: comercializar su propia producción de café, conformar su propia forma de gobierno y diseñar su propio modelo de conservación de las fincas para garantizar recursos a las futuras generaciones.


Para entender el nacimiento, crecimiento y consolidación de ASOPEP, es vital entender el contexto del municipio en que nació, pues conjuga las variables principales para hacer de esta, una asociación especial pues se evidencia el carácter pujante de su gente, las condiciones agroclimáticas excepcionales y al haberse gestado allí el grupo insurgente de las FARC, en Marquetalia, una de sus veredas. Todos estos contrastes con una ausencia marcada de la institucionalidad y la enorme distancia de Ibagué (252 km) por vía antes destapada, han hecho que los habitantes de este municipio desarrollen sus propios modelos de desarrollo territorial.

 

ASOPEP nace en el municipio de Planadas, Tolima, éste municipio nace en 1920 gracias a la fundación de la Colonia Penal y Agrícola del Sur de Atá, creada para albergar presos asociados a delitos como fabricación casera y contrabando de licores y tabaco, pero su principal fin era recluir personas que se identificaran con el Partido Liberal, ya que en esa época se vivía aún la "hegemonía conservadora" o del Partido Conservador. Con el tiempo los simpatizantes de ambos partidos y de otros más se integraron sin ningún problema, generando como consecuencia su famosa hospitalidad y amabilidad, reconocida ahora en todo el orbe.

Transcurrieron 11 años para que el gobierno liberal del presidente Enrique Olaya Herrera decidiera clausurar toda prisión de carácter político en Colombia, incluyendo la de sur de Atá, permitiendo así la libre urbanización de esta región que también daría origen al municipio de Planadas en los años 1930. Durante una nueva época de violencia bipartidista a finales de los años 40´s y toda la década de los 50´s, surgida tras las revueltas populares que se originaron con el magnicidio del líder político liberal Jorge Eliecer Gaitán, esta población decide cambiar el nombre de Atá a Gaitania, en honor a al caudillo inmolado. Luego en la década del 50 y 60, Gaitania es erigida como corregimiento del municipio de Planadas. Allí mismo, la vereda Marquetalia hacía parte de las llamadas “Repúblicas Independientes” en donde, a falta de Estado, mandaban autónomamente los campesinos.